El bienestar de los canes depende en gran medida de una alimentación balanceada, y esta varía de animal en animal. La importancia de consultar con un veterinario

Lo importante de los alimentos es que deben contener todos los nutrientes para mantener una buena salud. En los últimos años ha habido una gran oferta de alimentos comerciales, por lo que debemos tener la precaución de que sean de buena calidad. Podemos darle comida casera elaborada en la casa pero debe contener todos los nutrientes necesarios.

Así como las personas, los perros son diferentes entre sí y tienen necesidades individuales de acuerdo al contexto en el que viven. Para entender mejor cuáles son las de cada canino en relación a la alimentación, lo ideal es llevarlo a un veterinario.

Aperitivos naturales
A pesar de que no son una opción muy frecuente, los aperitivos naturales no presentan riesgos para los animales domésticos y, si se usan sin exageración, ayudan en la salud del perro.

Dentro de los bocados naturales, hay que tener todas las precauciones posibles. Hay una gran variedad de frutas, verduras y semillas que se pueden dar a los perros: batata dulce (siempre cocida), manzana, banana, tomate, coliflor, maní (sin sal o azúcar), mango, calabaza y sandía.

Siempre hay que retirar las cáscaras y todas las semillas, ya que muchas son tóxicas. Es importante recordar también que nada puede ser dado en exceso.

Según la especialista, se aconseja no darles ciertos alimentos como cebolla, pimiento, uva, palta, chocolate y nueces.