El conocimiento del ciclo del pelo es vital para comprender sus problemas. El ciclo del pelo consiste en un período de crecimiento, uno de meseta y otro de caída normal y habitualmente es la consulta más frecuente en el consultorio.


Se considera normal la caída de entre 50 y cien pelos por día. Generalmente la genética tiene gran incidencia en las alopecias. Por eso es habitual en la consulta preguntar acerca de los antecedentes familiares de los pacientes (padres calvos o con poco pelo) .

Las causas de caída de pelo más frecuentes y de carácter reversible son:

  • Endócrinas: hipotiroidismo, posparto, menopausia.
  • Nutricionales: déficit de aminoácidos, deficiencia calórica, déficit de hierro, proteica o de zinc. Estrés: físico y mental, postraumático o post quirúrgico.
  • Alguna enfermedad sistémica: ciertas patologías o sus tratamientos pueden provocar debilitamiento o caída capilar.

Por eso, al evaluar a un paciente, el dermatólogo solicita un análisis de laboratorio de rutina para buscar posibles causas orgánicas y tratarlas.

En caso de que dichos estudios estén dentro de parámetros normales, se suele indicar un complejo vitamínico para el fortalecimiento y volumen del pelo.