Ensenada, City Bell y La Plata serán el epicentro de los festejos. Organizados por las autoridades locales y por los vecinos, la propuesta es divertirse, compartir y bailar al ritmo de las comparsas.

Muchos meses antes de la llegada del Carnaval en las ciudades y pueblos a lo largo de Argentina hay hombres, mujeres y niños preparando sus trajes, disfraces, carrozas y pasos de baile para la gran celebración. Oficialmente, este año el carnaval es el sábado 22, domingo 23, lunes 24 y martes 25 de febrero. Aunque en la mayoría de los lugares las celebraciones comienzan varias semanas antes.

El Municipio de Ensenada organiza parte de los festejos que se realizan en la región. Este año la celebración se va a desarrollar en calle La Merced los días domingo 23 y lunes 24 de Febrero. Participarán comparsas locales, habrá carros alegóricos, bailarinas y arlequines.

Las comparsas locales crecieron de tal forma durante los últimos años “que están a la altura de las de Entre Ríos o Corrientes”, aseguraron desde la municipalidad, que entregó subsidios de 50, 100 y 200 mil pesos para que cada club acompañe el crecimiento de las 10 comparsas beneficiarias del dinero y puedan lucirse con todo su color y ritmo.

En ediciones anteriores, la municipalidad invitaba a importantes comparsas oriundas de los lugares más reconocidos por el carnaval, como Corrientes y Entre Ríos, a participar de los festejos ensenadenses. En el año 2011 la ciudad recibió a la impactante Orfeo, proveniente de la provincia de Corrientes. Le siguieron en 2012 Aimará (Concepción del Uruguay) y Papelitos (Gualeguaychú); 2013 Aimará, Sambatuque (Concepción del Uruguay) y O Bahía (Gualeguaychú) y 2014 Urugua-í (Concepción del Uruguay) y Ara Yevi (Gualeguaychú).

Este es el primer año en el que no habrá comparsas de otras provincias. “El Carnaval de la Región” ha crecido tanto que las comparsas locales tienen brillo propio. Se calcula que por noche, unas 50 mil personas disfrutan de una gran fiesta popular gratuita, a la que cada vez asisten más platenses y ciudadanos de zonas vecinas de Ensenada.

Los clubes sociales tuvieron una gran importancia en el crecimiento de los carnavales de Ensenada: como si se tratara de un efecto contagio, a medida que los clubes con más estructura organizaban festejos carnavaleros, las sociedades de fomento más pequeñas se fueron sumando y organizando otras celebraciones.

Este año, al igual que en las ediciones anteriores, los carros gastronómicos se ubicará en la calle La Merced para que los vecinos que celebran el carnaval puedan hacerlo mientras consumen alguna bebida fresca o plato de comida.

En la zona norte de la región, particularmente en City Bell, para los feriados de Carnaval muchos bares suelen tener una oferta distinta: contratan músicos y bandas, generalmente de ritmos brasileros, que hacen sus shows en la calle o en la vereda, mientras la gente disfruta de algún trago y comparte la noche en un clima de jolgorio, baile y camaradería.

En esa localidad también se ha realizado el carnaval familiar e infantil, donde se premian a los mejores disfraces, las mini carrozas que elaboran los chicos y chicas y la originalidad de las producciones. Suele haber música, sorteos y juegos. Se trata de un evento organizado de manera autogestiva con el objetivo de recuperar y disfrutar la calle. En la página de Facebook “Carnaval Infantil y Familiar De City Bell” se puede encontrar más información.


Un poco de historia

El hecho de disfrazarse, pintarse la cara y festejar es un acto que se remonta a la antigüedad y existen algunas evidencias de que el pueblo sumerio, en Medio Oriente, ya realizaba este tipo de festejos hace 5.000 años.

Tal y como lo conocemos hoy en día, el carnaval es una continuidad de los antiguos Saturnales, las festividades romanas que se celebraban en honor al Dios Saturno.

A raíz de la expansión del cristianismo fue cuando más auge tomó y la fiesta adquirió el nombre de carnaval. Eran tres días de celebración a lo grande, en los que casi todo estaba permitido; de ahí uno de los motivos de ir disfrazado, taparse el rostro y salvaguardar el anonimato.

En Argentina los feriados de carnaval fueron establecidos en 1956 y se consideró a la fecha como feriado nacional hasta el año 1976, momento en el que la entonces dictadura militar eliminó al carnaval del cronograma de feriados nacionales. Durante esos años las comparsas y murgas marchaban en reclamo de la restitución de los feriados, lo que finalmente se logró gracias al decreto 1584/10 en 2011.