Nota de Florencia Hernández | Nutrición y Estética corporal

En los últimos tiempos, se ha instalado con mucha fuerza una dieta que gana cada vez más adeptos y se ha convertido en toda una moda. Es Promocionada por muchísima gente en el mundo, entre ellos, famosos e influencers, estamos hablando de la “Dieta sin TACC o sin Gluten”, dieta que tiene como atributo lograr el tan ansiado descenso de peso.

Seguramente muchos de ustedes han oído hablar de ella y se preguntarán, entre otras cosas, ¿Qué es GLUTEN?, pues veamos: el gluten es una proteína que se encuentra en la mayoría de los cereales, es decir, en el Trigo, Avena, Cebada, Centeno (por eso también se conoce a los alimentos con gluten como sin TACC), entre otros, y también  se encuentra en bebidas como la cerveza y alimentos procesados como las galletitas, el pan (ya sea común o integral), facturas, masas, pastas, pizza, hamburguesas, tartas, empanadas, salsas, salchichas, condimentos y las preparaciones que contengan harinas.

Ya habiendo aclarado qué es el gluten, podemos comprobar si la afirmación de que si llevamos a cabo una dieta sin gluten bajaremos de peso o no engordaremos. ¿Cómo lo haremos?  Vamos a comparar a los alimentos con gluten y a aquellos que no lo contienen, y, analizando las etiquetas nutricionales podremos comprobar que los productos SIN gluten NO tienen menos calorías que aquellos alimentos que SÍ lo contienen. Es más, hay que destacar que muchos de los productos sin gluten tienen mayor Índice Glucémico, factor que eleva los niveles de azúcar en sangre, lo cual sería muy riesgoso para personas con Diabetes, por ejemplo. Es a raíz de todo esto que nos preguntaremos, entonces, por qué las personas siguen afirmando que una dieta sin gluten garantiza la pérdida de peso. La respuesta es simple, la pérdida de peso se genera por la eliminación de una gran cantidad de alimentos, se limita mucho la variedad en el consumo; y, en otros casos, esta pérdida de peso se genera porque las personas eliminan de su alimentación los productos ultra procesados en los que hay gluten (como golosinas, facturas, panes, etc.). Entonces está claro que el gluten no es el motivo por el cual las personas pierden peso, sino porque éstas eliminan de su dieta los productos procesados, lo cual genera una menor ingesta de calorías.

Ahora que hemos derribado este mito, debemos tener en cuenta las consecuencias de llevar a cabo una dieta tan restrictiva sin una causa lógica, como ser la Celiaquía, en la cual si se debe suprimir el consumo de gluten para mejorar la calidad de vida. Debemos tener en cuenta las deficiencias que se pueden ocasionar con este tipo de alimentación, entre las cuales pueden observarse la pérdida de Vitaminas B o D, Calcio o Hierro.

Resumiendo, mi consejo para ustedes es que si no son celíacos no hagan una dieta sin TACC o Gluten. Además de ser una alimentación muy restrictiva, es muy costosa y monótona, la cual no tiene efectos beneficiosos para la salud ni ayudará a bajar de peso. Lo mejor que pueden hacer es elegir una alimentación sana y equilibrada, que incluya todos los grupos de alimentos, moderando las porciones y el consumo de aquellos alimentos procesados, e incorporar, además, el ejercicio diario, con lo cual no solo lograrán bajar de peso, son que también estarán más sanos, y como les digo siempre a mis pacientes, más llenos de energía y lejos del médico.