El Día de la Madre es una de las celebraciones más importantes en nuestro país, donde se reúne toda la familia. Este año será un momento distinto, pero estaremos juntos en la distancia.

Madres solas, madres adoptivas…Hay muchas formas de ser madre. Ser madre te transforma hasta la médula, de arriba a abajo. Revoluciona tu ser por completo y esto supone un reto en infinidad de aspectos.

Todos los años, se celebra en Argentina el Día de la Madre. Este festejo se realiza el tercer domingo del mes de octubre. Para esta celebración, se reúnen todas las familias para agasajar a las madres con su cariño, actividades y regalos.

Sin embargo, el 2020 fue un año donde la normalidad se vio afectada por la pandemia del coronavirus y el aislamiento en la mayoría de los países, para evitar su contagio.

En Argentina, las reuniones familiares para las celebraciones como el Día del Padre o el Día del Niño tuvieron que ser suspendidas debido a las restricciones del Aislamiento Social Preventivo y Obligatorio. Seguramente los encuentros grupales todavía estén limitados, por lo menos en las zonas de mayor circulación del virus en nuestro país.

Es por esto que te recomendamos continuar con las reuniones virtuales y enviar los regalos en vez de llevarlos personalmente. Claro que aquellos que convivan con sus madres podrán tener la celebración en casa, pero te aconsejamos no invitar personas que no vivan con vos.

No hay dudas que el coronavirus llegó para cambiar nuestras vidas, transformando por completo la rutina de todas las familias, las formas de trabajo y principalmente, la manera en la que nos relacionamos con otras personas.

Debido a esta pandemia, padres y madres que trabajaban fuera de casa comenzaron a hacer home office y de acuerdo con el reporte “Cómo ha fortalecido la pandemia las relaciones de los padres con sus hijos”, firmado por investigadores de la Universidad de Harvard, el 68% de los padres se siente más cerca de sus hijos desde la pandemia.

Padres y madres adoptaron el teletrabajo y con las escuelas cerradas, los niños volvieron a casa. Todos juntos permanecieron encerrados en cuarentena (y continúan permaneciendo) para prevenir el contagio del Covid-19.

Es natural que el confinamiento cambiara la relación que teníamos todos, y al pasar todo el día juntos, lo hiciera de gran manera entre madres, padres e hijos. Se complicaron algunas cosas, como el intentar balancear el trabajo con nuestras responsabilidades, pero también hubo consecuencias positivas. 


sabías qué?

Antes de la reforma del Concilio Vaticano II, el 11 de octubre se conmemoraba el amor hacia la Virgen María, que actualmente se celebra el 1° de enero, en el calendario litúrgico de la Iglesia Católica.

Sin embargo, con el objetivo de garantizar que todos pudieran agasajar a sus madres, se pasó el festejo del Día de la Madre para el domingo anterior o posterior, por ser un día en el que no se trabaja.

Argentina siguió esa tradición y decidió festejar el Día de la Madre en octubre. Pero luego se pasó al domingo siguiente al 11 y la fecha quedó definitivamente establecida: el tercer domingo de octubre.


¿Qué le regalamos a mamá?

En este día tan especial, desde el equipo de La Regional, te recomendamos hacerle llegar un presente que sea único para ella y le guste mucho. Puede ser un desayuno o merienda, ropa o calzados de su local favorito, una foto impresa para que estén siempre juntos, un libro, una clase virtual de lo que a ella más le guste. O simplemente compartí un momento virtual, puede ser el almuerzo de ese día o ver al mismo tiempo una película. Este mes es muy especial, sorprendé a mamá.


No es fácil equilibrar  trabajo y crianza en casa

“Una maternidad feminista es una maternidad desobediente, una maternidad insumisa, que rompe con los arquetipos que nos han impuesto a lo largo de la historia, que rompe con la maternidad patriarcal que ha encerrado a las madres en el hogar y que ha infravalorado el trabajo de los cuidados. También creo que es aquella que rompe con la concepción neoliberal actual de la maternidad en la que la crianza y el cuidado quedan supeditados al mercado.”, afirma Esther Vivas en Mamá desobediente. Una mirada feminista a la maternidad, un ensayo en el que la periodista española analiza los retos a los que se enfrentan las madres hoy.

Maternidad y feminismo o cómo analizamos la maternidad desde el feminismo son debates actuales, no cerrados, que nos permiten reflexionar sobre este rol, ya que en la actualidad la maternidad no es un destino único para las mujeres, se puede elegir ser madres o no.