¿Qué son los alimentos orgánicos? ¿Qué necesito para empezar mi propia huerta? ¿Qué beneficios tiene esta actividad? Las respuestas en nuestra nota del mes.

La proliferación y consumo de los alimentos orgánicos en la región va ganando cada vez más terreno entre los agro productores locales y en los hogares donde se prioriza consumir cuidando el medio ambiente y, de paso, generar un ahorro de dinero.

La agricultura orgánica se posa sobre la base de principios ecológicos que promueve y pone en primer lugar la salud de las personas pero también la de los suelos. Lo más importante de este sistema está ligado al uso de productos naturales para el cuidado de los cultivos en lugar de agroquímicos que son perjudiciales en varios sentidos.
El número de productores locales que apuestan a dejar su economía en manos de esta iniciativa es más alto con el paso del tiempo. Lo que destacan de esta actividad es que incita al cuidado ambiental y depende de los ciclos de producción característicos de cada región, por lo que los productos de su trabajo tendrán un arraigo local muy fuerte.

Desde La Regional hablamos con Nadia una de las responsables de Saná Vida, una huerta familiar de Berisso, que destacó: “implementamos la agroecología porque es más amplia, abarca temas como el respeto a la biodiversidad y usamos un control biológico de plagas sin usar ningún químico”.

¿Y cómo podemos cuidar los cultivos de los insectos sin usar químicos? Nadia tiene la respuesta: “Nosotros colocamos plantas aromáticas y plantas trampa, algunas atraen o repelen a los animales y se genera un equilibrio natural”.

En nuestras casas también podemos instalar una huerta orgánica y no es necesario contar con un terreno extenso. Se pueden cultivar plantas y verduras en terrazas y balcones, lo esencial es contar con un espacio donde el vegetal cuente con una buena exposición al sol.

“Para hacer la huerta en un espacio reducido hay que fijarse que la planta reciba como mínimo 6 horas de luz y priorizar que sea por la mañana, eso se llama fotoperiodo”, remarcó Nadia.huerta en casa la regional mayo 219

Los materiales necesarios para comenzar con tu propia huerta son muy comunes y accesibles: semillas o brotes de lo que quieras plantar, tierra, abono y piedras. En el caso de utilizar macetas, deben ser bastante profundas, y antes de volcar la tierra y el abono, es necesario colocar una capa de piedras.

En el uso del abono se encuentra uno de los secretos de las huertas agroecológicas: debe ser natural. Los especialistas recomiendan utilizar como abono para las plantas uno casero que se forma mezclando yuyos, hojas secas, restos de plantas y los desechos orgánicos de la cocina. Con su uso, la tierra será más fértil y las plantas mucho más fuertes. El ideal es abonar cada tres meses y no usar bajo ningún punto de vista fertilizantes químicos.

Si te dieron ganas de iniciar tu propio emprendimiento para comer rico, sano y barato, te recomendamos cosechar rúcula, lechuga y acelga ya que se pueden sembrar durante todo el año. Para la época de otoño/invierno, los vegetales de estación son la zanahoria, arvejas y remolacha.


Los beneficios de comer cultivos orgánicos

  • Garantía de salud: no se usan pesticidas que provocan asma, enfermedades ni alergias.
  • Mejor y más sabor: al no interferir con ningún químico las plantas conservan su aroma, sabor y color.
    Agua pura: las fuentes de agua potable son más seguras y se cuida este recurso no renovable.
  • Suelo fértil: es lo más importante para la agricultura orgánica.
  • Alimento con nutrientes: los productos orgánicos son fuente de vitaminas, minerales, carbohidratos y proteínas.
  • Garantía de certificación oficial: las plantaciones orgánicas están controladas por el Estado con procedimientos estrictos.