Existen 10 prácticas simples que te ayudarán a mantener el juego con tu perro en el lado positivo y sano.

  • Nunca hagas enojar a tu perro mientras juegan a tirar la cuerda o el trapo. El perro puede confundir el juego con algo peligroso en donde debe defenderse.
  • No permitas que tu perro juegue a morder objetos que no deba. Todo lo que muerda se convertirá en un hábito para él.
  • Permite que tu perro tenga libre acceso a 3 o 4 juguetes que pueda morder y con los que pueda jugar el solo.
  • Guarda los super juguetes (o su juguete favorito) para que los uses cuando tú juegues con él.