La Plata será sede del 34º Encuentro Nacional de Mujeres

Durante el fin de semana largo del 12 de octubre la ciudad y sus alrededores recibirán a más de 100 mil mujeres que se reunirán para discutir sus problemáticas, luchas y conquistas.

Entre el 12 y 14 de octubre se realizará en la ciudad de La Plata el 34º Encuentro Plurinacional de mujeres y disidencias (ENM), en el que se reúnen mujeres de distintas partes del país y de la región para debatir en comisiones y talleres sobre diferentes temáticas como trabajo, sindicalismo, violencia, maternidad, trabajo sexual, relaciones afectivas, activismo, sexualidad, abuso, pedofilia y acceso a la justicia, entre otros temas.

La historia de estos encuentros, que son únicos por su masividad y forma de organización, se remonta al año 1985 cuando un grupo de mujeres argentinas participó en la Clausura de la Década de la Mujer en Kenia, África. Cuando regresaron, pensaron en la necesidad de autoconvocarse para tratar la problemática específica de las mujeres. Así, en 1986 empezaron los encuentros en nuestro país y desde entonces no pararon. Cada año son más masivos y exitosos. En el primer encuentro participaron cerca de mil mujeres, y en el 33° Encuentro Nacional de Mujeres realizado en Trelew fueron  65 mil las mujeres reunidas. Esta cifra brinda una dimensión de lo que será la ciudad de La Plata, Berisso y Ensenada durante los días del encuentro: una verdadera ola femenina inundará la región. De hecho ya casi no queda disponibilidad hotelera y alojamientos para ese fin de semana de octubre.

La modalidad del Encuentro Nacional de Mujeres es única en el mundo: es autoconvocado, horizontal, federal, autofinanciado, plural y democrático. Se realizarán 87 Talleres y 10 conversatorios, charlas, actividades y encuentros vivenciales. En estos espacios las mujeres pueden levantar la mano y hablar, expresarse, dar una opinión, sumarse al debate que surja. El encuentro permite el intercambio de experiencias y los problemas que parecen individuales se socializan. Esto permite dimensionar que las problemáticas de género atraviesan a todas las mujeres más allá de las particularidades y así es posible buscar y pensar de manera colectiva caminos y estrategias “para resolver nuestros sufrimientos”, explican en sitio oficial del ENM. Se trata también de un espacio político, de construcción en red: participan trabajadoras, delegadas, docentes, trabajadoras rurales, mujeres que integran sindicatos y que comparten experiencias de luchas.

Este año suena muy fuerte una propuesta para cambiar el nombre del encuentro: proponen que pase a llamarse Encuentro Plurinacional de Mujeres, Trans, Travestis, Lesbianas, Bisexuales y no binaries. Esto apunta a contemplar desde la denominación del evento a las integrantes de las comunidades originarias, y a incluir a las identidades disidentes para “poder quebrar la norma heterosexual, binaria y patriarcal” explicaron desde la campaña que propone este cambio.

Si bien el corazón del encuentro son sus talleres y charlas, hay muchas otras actividades que se realizarán en paralelo y se podrán ver en las calles de La Plata: feria de artesanas, puestos de comida, radio abierta, mujeres actuando, bailando, cantando y expresándose será el paisaje que se verá en toda la región durante el fin de semana largo de octubre. Otro momento importante del ENM es la marcha de mujeres, que se realiza el domingo por la tarde- noche, y en la que mujeres encolumnadas, con cánticos de protesta y de unidad recorrerán la calles de la ciudad. Ver a tantas mujeres y disidencias reunidas y luchando por sus derechos y deseos es una experiencia vigorizante: transmiten alegría, organización y una fuerza que busca cambiar las situaciones de desigualdad y violencia