La cultura de los rulos llegó para quedarse y ya hay quienes utilizan el novedoso sistema de lavado “co-wash”, que debe su nombre a “conditioner-wash”, traducido del inglés, “lavado con acondicionador”. Y surgió, como tantas cosas, en las redes sociales.

POR DÓNDE EMPEZAR. Para iniciarnos en este camino sin shampoo, debemos preparar el pelo con una limpieza profunda para eliminar las siliconas y los petrolatos acumulados, utilizando un shampoo alto en sulfatos. Esta limpieza se hace por única vez.

Debemos conseguir acondicionadores libres de sulfatos, siliconas y derivados del petróleo, uno cumplirá la función de “limpieza”, así que si es líquido, mejor y otro hidratante, preferiblemente de consistencia más espesa.

PASO A PASO.

  1. Utilizá el acondicionador de limpieza que un shampoo: aplicá en el casco y masajeá hasta formar una leve “espuma”.
  2. Enjuagá muy bien, el pelo debe quedar completamente libre de acondicionador.
  3. Luego, usá el acondicionador hidratante de medios a largos de forma habitual y enjuagá.
  4. Desenredá el pelo sólo cuando esté húmedo, jamás cuando esté seco.