El tratamiento preferido de esta época para recuperar la piel

Sin duda alguna, el invierno es la época ideal para realizar un procedimiento que permita renovar la piel y darle luminosidad. Es que mantenerla protegida del sol es fundamental para impedir, luego, la aparición de manchas severas. Por eso los meses fríos son el mejor momento para hacer un procedimiento de este tipo. El peeling es una herramienta médica para combatir el envejecimiento cutáneo; actúa exfoliando las células muertas de la piel y dejando al descubierto las nuevas que constituyen la piel fresca que se encontraba debajo de la capa envejecida.

La piel dañada por factores ambientales pierde textura, claridad y la homogeneidad del tono. Pero la apariencia de la piel también está determinada por la salud de la segunda capa de piel, la dermis. Y por eso, tomar decisiones inteligentes con respecto al estilo de vida favorece el fortalecimiento y su mantenimiento: una alimentación saludable y balanceada, ejercicios físicos, suficiente descanso, no fumar ni beber alcohol, y el uso de protectores solares son claves para lograr este cometido.

Pero antes de decidir qué tipo de peeling es el adecuado para vos es importante que realices una consulta con el dermatólogo para que evalúe qué tipo de piel tenés, si está dañada por factores ambientales, si presenta manchas, si es sensible, si tiene acné inflamatorio o, si por tus actividades cotidianas, vas a estar muy expuesta al sol.