Deshidratado, áspero y sin brillo, este tipo de cabello tiene su causa en un factor genético o como resultado de excesivos procesos de cambios de corte, color y forma sin el cuidado específico. Descubrí cómo mejorar su apariencia
Para muchas, el pelo seco se vincula al pelo dañado. Pero esta problemática tiene su raíz en los malos hábitos, mientras que el resecamiento capilar suele darse por una tendencia a la deshidratación o falta de brillo.
Hay una forma para distinguir si se trata de un pelo dañado o seco: observar si la falta de brillo se origina desde la raíz o solo en las puntas. Si el cabello está opaco desde la raíz, el problema es de sequedad y no de daño.

Cinco ideas para mejorar el aspecto del pelo seco

  1. Usá un peine de dientes separados y que no sea de metal o de un plástico blando.
  2. Lavá tu pelo como máximo 3 veces por semana y siempre usá un acondicionador.
  3. Con paciencia y cuidado, cepillalo luego de haberlo humectado.
  4. Cuando te seques la cabeza con la toalla, hacelo suavemente y sin frotar.
  5. Si vas a usar secador, planchita o buclera, procurá aplicarte protectores térmicos como el uso de un óleo. Lo ideal es evitar estos aparatos y dejar secarlos naturalmente al aire libre durante al menos 15 minutos. Menos tiempo bajo el calor significa menos efectos dañinos.